¿Puedo tinturarme con henna aunque haya usado antes tintura tradicional?

Una vez has tomado la decisión de tinturarte el cabello por primera vez, viene un segundo momento inquietante: las fibras crecen y poco a poco aparecen las raíces en su color natural, o comienzan a revelarse las canas de la madurez, es cuando vienen las preguntas sobre en qué momento y de qué manera es propicio volverse a tinturar. En esta ocasión, te daremos varios datos importantes para proteger tu cabello de las inclemencias de la tintura.

Consejos para la transición entre el uso del tinte químico y la henna

1. Una vez has tinturado tu cabello con tintes químicos, debes esperar al menos dos semanas a que las fibras se recuperen de la acción del amoniaco, ya que su efecto es abrir las moléculas del cabello para que el color entre en ellas de manera agresiva, lo cual deteriora las células. Se recomienda el uso de henna hindú, por sus propiedades nutricias y su impacto amigable en el tejido capilar.

2. Existen otros tipos de henna que incluyen otras plantas en su preparación, lo cual influye en el color resultante. Por ejemplo, si tu cabello es rubio y aplicas henna en su composición natural, el cabello tomará visos castaños. Si tu cabello es canoso, el efecto será equivalente al de los mechones o “rayitos”. Por el contrario, si tu cabello es de color negro, el efecto de la henna no será de gran impacto en el tono. Si deseas que tu cabello se vea rojizo, agrega a la henna mezclas de plantas que contengan índigo en su composición, o agrega vino tinto, en proporciones apropiadas para lograr los visos rojizos que tanto deseas tener.

También te va a interesar: ¿Es bueno usar tinte henna en personas mayores de 60 años?

3. Existen mezclas de henna especiales para los cabellos canosos. Algunas de ellas cuentan con aceites de origen natural, como el de almendras, que hidratan y fortalecen el tejido capilar, dándole nueva vida y colorido a los cabellos blancos. Asegúrate de utilizar tipos de henna que no contengan sales metálicas o plomo, ya que reaccionan con los activadores químicos del cabello, produciendo tonos verdosos o de aspecto poco saludable. También pueden generar reacciones alérgicas en el cuero cabelludo, las orejas. Asegúrate de hacer las pruebas necesarias para detectar que no seas alérgica a la henna o a alguno de los componentes de la tintura que selecciones. Una consulta dermatológica puede ayudar.

4. La henna se ve como un polvo de color verde, debido a que es el resultado de machacar las hojas de la planta. Para su preparación, se mezcla con líquidos bajos en PH, tales como el zumo de limón, aceite de almendra o aceites esenciales que contengan terpineol, jarabe de azúcar, té (si deseas visos rubios) o café molido (si deseas visos rojos). Evita el uso de recipientes metálicos para hacer la mezcla, pues sus componentes pueden alterar químicamente la tintura y hacer que no logres el tono deseado. Mezcla el contenido con mezcladores hechos en madera. Si tu cabello es rubio claro, la henna podría darle color naranja.

5. Procura usar guantes durante la aplicación de la mezcla, pues la henna es altamente tinturante y tus manos pueden quedar de color café. No existe henna de color negro. Si te ofrecen dicho color, ten cuidado, pues es una mezcla de henna con un químico capaz de generarte enfermedades cutáneas importantes e incluso el cáncer de piel, de vejiga o problemas hepáticos, por su alta toxicidad.

La henna no decolora el cabello ni hace daño a las mujeres mayores de 60 años, hidrata y nutre, combate la caspa y repara las puntas dañadas por efectos del sol y del viento, le regresa la juventud a tu cabello, como en una benéfica máquina del tiempo.

Deja un comentario

WhatsApp chat