Tinte vegetal eco-friendly: Una alternativa ecológica y sostenible

Tinte vegetal eco-friendly Una alternativa ecológica y sostenible

La sustentabilidad es un estilo de vida que comienza con pequeños detalles, como optar por un tinte vegetal para el pelo. Esta es una de las formas de contribuir a la reducción de la huella de carbono, al mismo tiempo que mejora la salud de tus hebras de cabello. ¡Es un cambio de look sin químicos!

¿Qué razones hacen a los tintes naturales una alternativa ecológica para teñir el cabello?

La penetración del tinte en los folículos del cabello para mayor duración es una de las razones por la que los tintes convencionales han sido tan populares. Sin embargo, esto también ha fomentado la búsqueda de métodos menos abrasivos para cambiar el color de la melena.

Así, los productos hechos con henna o vegetales similares se encargan de teñir el cabello y nutrir con vitaminas, al mismo tiempo que se prescinde de ingredientes como los químicos. Pero… ¿Qué exactamente lo convierte en un producto ecológico? ¡Míralo aquí!

1. No contamina el planeta

Se entiende que un producto es ecológico cuando respeta al medio ambiente, evita la emisión de gases contaminantes y aprovecha lo natural para elaborarlo. Pero… ¿Por qué el último punto es tan importante? Porque puede tener una cualidad renovable o reciclable.

Incluso y de no poder utilizarse para elaborar otro producto igual, como en el caso de estos tintes, su contacto con la tierra, el agua o el aire, no es nocivo. Así, se asegura la reducción de la huella de carbono.

2. Con ingredientes biológicos y naturales

Estos incluyen henna. Sin embargo,  esta por sí misma aporta variedad de colores y su fórmula puede integrar otros compuestos. La cúrcuma, manzanilla, jatropha, cassia, amla, neem, índigo y el hibisco, son algunos de los ingredientes que se combinan para aportar tonos diversos.

Por otro lado, no solamente su carácter ecológico proviene de los ingredientes, sino en la forma que han sido cultivados. Se utilizan vegetales obtenidos a través de la agricultura biológica, para asegurar que no hayan sido empleados fertilizantes o químicos en su obtención.

3. Cuenta con certificado ecológico

En ocasiones, los productos hechos principalmente por químicos pueden contar con algunos extractos biológicos. Empero, eso no quiere decir que sea un producto sustentable en sí mismo, aunque el eslogan publicitario exagere su cualidad natural.

Para averiguarlo es muy importante revisar el INCI (que es la lista de productos), o verificar que cuente con un sello proveniente de una institución adecuada para dar garantía de su ecología.

4. Se puede saber el lugar de procedencia

La producción por lo general es artesanal. Tienden a elaborarse por las propias manos humanas que conocen del producto. Además, constantemente son evaluados para observar que cumplan con los procesos biológicos necesarios.

En algunos casos, las peluquerías ecológicas cuentan con los ingredientes en bruto y preparan el tinte de forma personalizada según la necesidad de cada cliente.

5. Prescinde de químicos e ingredientes artificiales

El amoniaco es uno de los gases más contaminantes en la capa de ozono, gracias a su alto compuesto de nitrógeno. De esta forma, los tintes vegetales buscan prescindir de él por completo. Así, tampoco se utiliza agua oxigenada, parabenos, ni cualquier otro químico tóxico para la salud y la naturaleza.

6. Se utilizan solo recursos naturales

Otro de los conceptos básicos de lo eco-friendly es que todo lo que necesitamos ha sido dotado por la biología y no es necesario renunciar a la belleza por la sustentabilidad. Al recurrir a la naturaleza encontramos todo lo que necesitamos con mayores vitaminas y beneficios.

Los tintes naturales son una apuesta multibeneficios que generan un impacto positivo personal y colectivo, por ello… ¡No puedes quedarte sin probarlo!

 

Deja un comentario

WhatsApp chat