Cómo realizar una correcta limpieza de tus cejas

Cuando pensamos en limpiar las cejas, muchas veces viene a nuestra mente una técnica de depilación. Pero una limpieza de cejas es algo más que eliminar el exceso de vello. A menudo, se olvida el desengrasado y la exfoliación adecuados de las cejas. Esto puede causar que los aceites y las células muertas de la piel permanezcan debajo de los vellos a largo plazo. Lo que también afectará a los resultados cuando utilices productos como el delineador líquido de cejas u otros.

¿Cómo es una rutina de limpieza de cejas?

Tómate un momento para ti y dedica un tiempo al cuidado de tus cejas. A continuación te contamos una rutina de limpieza paso a paso.

Paso 1: limpieza de cejas

Primero, empieza por limpiar tus cejas, ya que es importante trabajar sobre la piel limpia. Usa unas gotas de limpiador de maquillaje en una almohadilla de algodón y pásala por las cejas varias veces.

Paso 2: exfoliación de las cejas

Exfoliar las cejas asegura que se eliminen las células muertas de la piel y que los líquidos puedan penetrar mejor. Para hacer esto, usa una cantidad del tamaño de un guisante de exfoliante en las cejas y alrededor de ellas. Con movimientos circulares, masajea el gel en las cejas entre 15 y 30 segundos. Luego, retíralo con un algodón húmedo.

Paso 4: eliminar el exceso de vello

¿Tienes tus cejas depiladas profesionalmente? Entonces puedes saltarte este paso. ¿Prefieres depilarte las cejas tú misma? Entonces, asegúrate de tener un buen espejo de aumento y unas pinzas afiladas. Estira la piel de la zona donde deseas eliminar los vellos con los dedos índice y medio. A continuación, depílalos siguiendo la dirección del crecimiento. Ten cuidado de no tirar de las pinzas hacia arriba porque, en ese caso, hay muchas posibilidades de que el vello de la ceja se rompa por dentro y no se elimine por completo.

Paso 5: completa los espacios

Si eres una de las pocas afortunadas que, naturalmente, se despierta con las cejas de Cara Delevingne, entonces te felicitamos. Pero si no es así, para obtener las mejores cejas posibles, querrás llenar los huecos de manera adecuada. Primero, encuentra un color que complemente tus cejas.

Utiliza productos amigables con tu piel, como la henna de origen vegetal que brinda la posibilidad de maquillarte fácil y rápidamente con un acabado natural.

En lugar de rellenar las cejas por completo, frota ligeramente en la dirección del crecimiento del vello. Trata de concentrarte en rellenar tus arcos, puesto que las cejas naturales suelen ser más oscuras en esa área. El comienzo de tus cejas tiende a ser más claro y más extendido. Si quieres, cúbrelo con un gel para cejas para mantener esos vellos en su lugar todo el día.

¿Con qué frecuencia debo realizar una rutina de limpieza de cejas?

Esto depende de lo que hagas con tus cejas. ¿Tomas un tratamiento de henna cada 4 semanas? Entonces, te aconsejamos realizar esta rutina unos dos días antes. ¿Te arreglas tus propias cejas? Puedes hacer esta rutina de 1 a 2 veces al mes. Ten en cuenta que no debes hacer esta rutina de limpieza más de 3 veces al mes. Corres el riesgo de provocar una irritación en tu piel y, en el peor de los casos, generar una reacción alérgica.

Recuerda no descuidar la apariencia y la higiene de tus cejas, pues son una parte importante para la definición de tu rostro y, aunque no lo parezca, acumulan grasa y maquillaje. Para terminar tu rutina de limpieza, maquilla tus cejas con productos naturales y dermatológicamente testeados como la henna de Sidharta Internacional que, además de ser natural, te brinda la posibilidad de darle distintos looks a tu maquillaje.

WhatsApp chat