¿Qué es el psyllium y para qué sirve?

psyllium, productos para la digestión

Las plantas que nos rodean guardan la solución a incontables problemas relacionados a la salud. Desde tiempos inmemoriales, las personas han acudido a ellas en búsqueda de respuestas a sus dolores y afectaciones. Los problemas estomacales han sido uno de los principales motivos que han llevado a la humanidad a crear curas médicas dentro del mundo vegetal y, en muchos casos, se han logrado encontrar resultados increíbles. Dentro de este paradigma, el psyllium, una planta originaria del centro de Asia, ha venido mostrando efectos incomparables al ser aplicada en distintos productos para la digestión y para otros males gastrointestinales.

 

¿Qué es el psyllium?

Estudios botánicos sitúan el origen de esta planta en la zona baja del Himalaya, entre lo que es actualmente Nepal e India. La planta hace parte del género de las Plantago, las cuales, en su gran mayoría, son hierbas terrestres que comúnmente se usan para condimentar alimentos y, hoy en día, para la producción de gomas industriales.

En el caso del psyllium, has de saber que esta planta ha sido utilizada como un remedio natural desde que los humanos empezaron a colonizar el continente asiático, por lo que hablamos de un empleo prolongado de varios miles de años. En la actualidad, varios estudios científicos han demostrado que estos usos no fueron meramente paliativos, sino que existen evidencias que demuestran las bondades de esta hierba como remedio.

1. Reduce la inflamación interna

Gran cantidad de problemas estomacales, como el estreñimiento, la acumulación de gases o la diarrea, se generan debido a un proceso de inflamación general del organismo.

Las conclusiones de varios estudios realizados en hospitales del mundo entero parecen indicar que el psyllium tiene múltiples propiedades antinflamatorias y que, además, sus beneficios se observan con una rapidez considerable. En este sentido, la disminución de la inflamación permite que el tracto digestivo vuelva a funcionar con normalidad.

2. Reduce el colesterol y los niveles de azúcar de la sangre

Otras investigaciones enfocadas en ver cómo los compuestos internos de esta planta afectan la composición de la sangre lograron develar resultados sumamente alentadores para las personas que sufren de altos niveles de colesterol o de principios diabéticos.

Una vez lo has consumido, generalmente como cáscara molida o como un polvillo concentrado, el psyllium empieza a diluir la sangre, lo que permite la filtración de elementos nocivos. Al mismo tiempo, su alta cantidad de beta-glucanos es capaz de disolver azúcares y grasas.

3. Es un gran laxante

El psyllium destaca por su altísima cantidad de fibras complejas. La fibra, como bien sabes, ayuda a mejorar la consistencia de las deposiciones y a reducir la grasa corporal.

Si consumes al menos una dosis diaria de la cascara de esta planta, mejorará la regularidad con la que van al baño y la manera en la que tu cuerpo absorbe los alimentos que consumes.

4. Sirve como suplemento alimenticio

No solamente encontramos que esta planta sirve como medicina, sino que podemos extender su uso al plano gastronómico, más específicamente como un espesante. En este caso, recuerda que puedes aplicarla a cremas o productos que necesiten tener una densidad particular, como helados, gelatinas e incluso goma de mascar.

 

Más que una planta

Como has podido comprobar, los usos que se le pueden dar al psyllium son variados y efectivos. Los estudios demuestran que esta planta no es un invento y que, por el contrario, ha sido avalada por la ciencia debido a sus comprobables efectos saludables. Así que ahora sabes cuál es la respuesta adecuada cuando te duela la barriga o experimentes problemas metabólicos.

También te va a interesar: ¿cómo evitar el síndrome de colon irritable?

Deja un comentario

WhatsApp chat