Lápiz o delineador, cuál debería usar según mi rostro

Delineador

Resaltar los ojos y las cejas es una parte fundamental del maquillaje. Estilos hay muchos, pero todo depende de cada tipo de necesidades. Los delineadores, que vienen en formato líquido, y el lápiz logran trazos únicos, estos crean efectos diversos en cada look. ¿Cuál deberías usar según tus facciones?

Consejos para elegir el producto

Es imprescindible conocer cada una de sus ventajas y saber cuál es el indicado para ti.

Lápiz para quien no domina el trazado

Brinda un trazo perfecto, es fácil de aplicar y seca instantáneamente. Estos detalles hacen que el lápiz sea práctico durante el maquillaje, especialmente si no eres de las personas que logran acabados profesionales. Será difícil que arruines el maquillaje y tienes la posibilidad de hacer trazados finos; la intensidad varía dependiendo de cuantas veces lo apliques.

Las ventajas de un lápiz son:

  • Se aplica en la parte inferior de los ojos
  • No necesita mucho cuidado en el pulso
  • Fácil empleo
  • Es suave
  • Logra efectos ahumados difuminados tanto en cejas como en ojos.

Formato líquido para quienes tienen más práctica

Parecido a un pincel, es ideal para lograr trazos acentuados y precisos, vienen en colores clásicos y llamativos. Por lo general, su formato es como de una botella y se aplica con un pincel muy fino. Está indicado para mujeres que tienen práctica en el trazado, ya que es todo un arte el dominarlo: se logran looks delgados, gruesos y medios en párpados superiores y cejas.

Con su uso se consigue una variedad de estilos y líneas, aporta acabados innovadores. Sus ventajas son:

  • Líneas más intensas, especialmente para el efecto cat eye
  • Larga duración si son a prueba de agua
  • Intensidad de color perfecto para cenas de gala
  • Trazos rápidos y cortos.
  • Los ojos quedan con osados delineados y las cejas en su lugar, con un tono de tendencia.

Hay delineadores en variadas presentaciones: a base de gel, tipo plumón y tipo pincel. Destaca aquel delineador que sirve para cejas y ojos, te ahorrará bastante tiempo.

Lápiz para ojos rasgados

Se recomienda el empleo del lápiz cuando se tienen ojos rasgados, ya que con este producto da una sensación de ojos más grandes porque posee una alta intensidad. También es un aliado para dibujos con líneas simétricas.

Formato líquido para ojos almendrados y ojos caídos

Este formato es ideal para ojos almendrados, puesto que con su empleo se crean líneas que crecen desde el lagrimal hasta llegar al centro y terminan con una línea fina sobre el rabillo. También están los trazos más finos al principio y más gruesos al final.

A medida que la piel envejece, los párpados podrían arrugarse un poco; lo ideal en estos casos es usar texturas líquidas. Con este producto no hay necesidad de estirar la piel porque se aplica de manera suave.

¿Cuál elegir según la tonalidad de piel?

Hay ciertos productos que resaltan mucho mejor con cada tonalidad de piel. A las mujeres de piel blanca les caen muy bien los tonos marrones oscuros; de esta manera no endurecen sus facciones. En el caso de las pieles neutras, en aquellas que muestran matices amarillos se recomienda la aplicación de productos en colores miel, tierra o dorados. Por último, están las pieles morenas, que son las más versátiles en cuanto al uso de productos de este tipo, a ellas les vienen muy bien desde el clásico delineado negro hasta osados colores.

El delineado logra una mirada más intensa, ya sea que lo hagas en las cejas, el párpado o la parte inferior de los ojos. No hay nada como tener un estilo que deslumbre a todos, ¿ya escogiste tu producto favorito?

WhatsApp chat