Cuida tu cabello cenizo con productos naturales

cuidados de cabellos cenizos

El cabello es una parte fundamental de nuestro cuerpo y no una simple extensión como en ocasiones se dice. Su cuidado es fundamental si quieres protegerte de los rayos del sol y prevenir una vejez prematura, sobre todo en cabellos claros que tienden a perder fuerza y color con el tiempo. Por eso, los productos naturales para el cuidado del cabello aparecen como una gran solución a la hora de brindarle un cuidado total. A diferencia de los industriales, han sido utilizados desde tiempos inmemoriales por numerosas culturas y civilizaciones.

 

1. La henna

La medicina tradicional trata de encontrar respuestas a sus predicamentos de la mano de lo que las plantas ofrecen. Científicos de todo el mundo recorren las selvas del planeta intentando encontrar sustancias con propiedades curativas. La henna es una de estas plantas maravillosas que lleva milenios sirviendo como un tinte especial capaz de reavivar la intensidad del pelo.

Usada tradicionalmente como un colorante e incluso como una pintura, recientemente se ha descubierto que se trata de un excelente protector del cabello.

 

2. Cabellos cenizos y rubios

Sus altas durabilidades y sus nulos residuos facilitan la absorción por parte del cuero capilar claro y brillante. Por otro lado, también lo refuerzan, pues las capas celulares del pelo más traslúcido no reaccionan bruscamente ante este tipo de intervención.Como sabes, estos tipos de pelo se ven afectados en mayor medida por el sol, por los climas fuertes y por los cambios abruptos en la humedad. Distintos champús, colorantes, acondicionadores y cremas elaborados a base de henna y de otras plantas poseen las propiedades necesarias para aislar estos cabellos y evitar que estén a merced de los elementos.

 

3. Tintes sin efectos colaterales

Se ha demostrado que los colorantes hechos a base de tintes vegetales tienen efectos muchos más benévolos que los de los productos convencionales. Además, resaltan la belleza natural del cabello sin necesidad de someterlo a largos procesos que puedan estresarlo. No olvides que, con la ayuda de las bondades de la naturaleza, los colores más claros son capaces de recuperar su intensidad y mantenerla durante bastante más tiempo.

 

4. Ventajas sobre los productos industriales

Los químicos empleados en estos productos, como los sulfatos, terpenos y alcoholes pesados, sirven para lograr efectos inmediatos, pero, a la larga, destruyen la cubierta del cabello, lo que provoca que se reseque y se quiebre.

El supuesto brillo que otorgan se ve mermado por los daños que estas soluciones producen. Por otro lado, los artículos hechos a base de plantas y que no se sostienen a base de químicos pesados puedes usarlos indefinidamente. Además, se pegan con mayor facilidad a la cubierta celular y la regeneran con una efectividad muy superior al promedio alcanzado por los productos que encuentras en cualquier supermercado.

 

5. Conocimientos milenarios

La efectividad de este tipo de elementos, extraídos directamente de la naturaleza y potenciados con pequeñas intervenciones, no es algo que se haya descubierto ayer. Millones de personas han utilizado estos productos para conseguir resultados incomparables. La ventaja, ahora, es que hemos encontrado la manera de procesar estas plantas de forma rápida y segura. En la actualidad, puedes tener acceso a las propiedades que estas te ofrecen sin necesidad de viajar al otro lado del mundo.

Teniendo en cuenta la facilidad que existe hoy en día para conseguir artículos naturales para el cuidado de nuestro cabello, no tiene sentido que continúes adquiriendo la cara y dañina alternativa industrial. La naturaleza nos brinda óptimas soluciones para problemas que antes resultaban eternos y muy engorrosos.

 

También te va a interesar: 5 hábitos que ayudarán a revitalizar tu cabello

 

Deja un comentario

WhatsApp chat