Cuando se usa la henna

Henna

La henna es un tinte natural reconocido en el mundo de la belleza. No obstante, esta planta natural de la India tiene otros usos que también elevarán tu calidad de vida. Por ello, te mostraremos cómo puedes incluir este pigmento en tus hábitos del día a día.

¿Qué usos tiene esta planta?

La henna es producida a partir de la hoja de un arbusto que se llama Lawsonia albaque crece en la India, Oriente Medio y al sur de China. Su proceso de elaboración consiste en triturar las hojas secas del arbusto consiguiendo un polvo verde fino, cuanto más intenso sea el color del pigmento, mejores resultados brindará. Pero, ¿en qué puede ayudarnos la henna? Aquí te detallamos sus distintos efectos:

1. Aporta mayor nutrición al cabello.

A diferencia de otros tintes, la henna mejora la calidad del cabello. Penetra, limpia y engrosa los ejes del pelo logrando que la melena se muestre brillosa y lozana.

2. Previene la formación de caspa.

La henna para el cabello tiene grandes poderes regenerativos para el cuero cabelludo. Elimina el exceso de grasa y su suciedad, equilibra el PH y calma las glándulas sebáceas hiperactivas. Por ello, entres sus usos destaca que combate la caspa y previene su formación.

3. Evita la calvicie.

Esta planta tiene propiedades antimicóticas y antimicrobianas naturales. Aplicar el pigmento y realizar suaves masajes en el cuero cabelludo te ayuda a lograr que el cabello crezca fuerte y sano, lo que evita la irritación y caída del pelo.

Para resultados efectivos mezcla en un sartén 50 gramos de hojas de henna y 250 gramos de aceite de mostaza. Tenlo a fuego lento por 5 minutos. Luego, filtra la esencia con una gasa y guárdala en un frasco. Aplícatelo en el cuero cabelludo una vez por semana.

4. Cuida la piel de infecciones.

Esta planta tiene grandes poderes desinflamantes y astringentes. Puede utilizarse como calmante en las afecciones de la piel, como el pie de atleta, erupciones y tiña.

5. Es un refrigerante de la piel y cumple la función de un protector solar.

Es perfecto para aliviar las quemaduras y rozaduras de la piel. Puede utilizarse como un remedio casero para bajar la temperatura de la piel o cuando presentas fiebre alta o agotamiento por calor.

Además, también es un buen protector solar, por lo que cuida la piel de forma natural.

6. Evita los dolores de cabeza producidos por la insolación.

Cuando se produce dolor de cabeza por el calor o la luz solar, se puede usar para evitar esta molestia. Tienes que formar una pasta con el polvo añadiendo vinagre y después aplicarlo en tu frente o sienes.

7. Fortalece y repara rápidamente las uñas rotas.

Evita la rotura de tus uñas con este planta. Remoja las hojas de henna en agua tibia durante toda la noche. Deja que repose y bebe el agua resultante. Repite durante 10 días y notarás los cambios.

8. La henna para tatuajes

Este uso cada vez es más popular. La ventaja que te ofrece este pigmento es que te permite realizarte tatuajes sin dolor y sin reacciones alérgicas o adversas para la piel. Al aplicarla, su coloración solo penetra en las células muertas del estrato cutáneo marcado, por lo que los acabados son muy finos. Su duración varía en función del pH y del grosor de cada piel. No obstante, con un buen cuidado puede durar entre 5-15 días, según la parte del cuerpo elegida para el tatuaje.

Pon a prueba las bondades que te ofrece esta planta de la India. Puedes encontrarla en herbolarios especializados en la cosmética natural o en farmacias, pues su uso se ha generalizado por sus magníficos resultados.

WhatsApp chat