Cosmética natural: 4 razones para implementarla en tu vida

La constante búsqueda de la perfección física hace que hombres y mujeres, preocupados por su aspecto corporal, apuesten por la cosmética natural. Este tipo de cosmética ofrece las mayores ventajas. Atento a los peligros de los cosméticos tradicionales y a las razones para comprar productos naturales.

Peligros de los parabenos y otras sustancias tóxicas

Las sustancias químicas utilizadas en los productos de belleza y cuidado corporal ocasionan, a mediano y largo plazo, negativas consecuencias en la salud. Representan una erogación monetaria extra para quienes las utilizan. Súmate a la tendencia de buscar mejores alternativas, como los productos naturales libres de sustancias tóxicas.

Estudios realizados por la Universidad de Edimburgo indican la presencia de parabenos, sustancias contenidas en los productos de cuidado y aseo personal, en el 90 % de las muestras estudiadas en mujeres que padecen cáncer de mama.

En algunas culturas, la belleza y el cuidado del cabello requieren una especial atención. En particular, las mujeres tienden a comprar y utilizar productos sin percatarse de la cantidad de ingredientes nocivos que contienen y que podrían ocasionar daños irreparables.

4 ventajas de la cosmética natural

Existen muchas razones para voltear la mirada hacia la cosmética natural, pero las más resaltantes son las que verás a continuación:

  • Los principios activos de la cosmética natural provienen de sustancias propias del ser humano. El ácido hialurónico y el colágeno son dos de estos componentes, vitales en la regeneración e hidratación de los tejidos.
  • Los productos elaborados bajo los términos de la cosmética natural no contienen derivados del petróleo, están libres de pesticidas o cualquier otra sustancia tóxica que pudiera ocasionar reacciones alérgicas.
  • Ya que son fabricados con elementos naturales, los productos para el cuidado corporal (principalmente para el cabello, piel y uñas) cumplen con el principio de no agresión al medioambiente. Para su elaboración, no se ha hecho daño a los vegetales o animales. Muchos cosméticos cuentan con certificaciones que los acreditan como amigables con el entorno.
  • Los principios activos de la cosmética natural están presentes en mayor proporción que en la cosmética tradicional, por lo cual, tu organismo los asimilará mejor y obtendrás buenos resultados.

Henna: un producto natural para teñir el cabello

Desde la antigüedad, se le ha dado valor al uso de elementos naturales para el cuidado corporal. Para el cabello, por ejemplo, el uso de la henna, obtenida de la planta Lawsonia inermis, es vez más frecuente.

El cabello, la piel, las uñas y hasta los géneros de lana y cuero pueden ser tratados con este tinte natural, que no ocasiona daños al ser humano y menos aún al medioambiente.

Los colores de henna pueden variar según la química natural del cabello. Su tonalidad rojiza tiende a cambiar también si es mezclada con otros ingredientes que cualquiera de nosotros tiene en casa.

Puedes combinarla con ingredientes como el café, té negro, brandy o vino tinto. No obstante, el tinte obtenido de la henna solo requiere zumo de alguna fruta cítrica para su preparación.

Existe también otra planta llamada Cassia obovata (ver más detalles en JardineriaOn) que, en combinación con la henna, puede lograr tonos rojos menos intensos que casi llegan al rubio. Además, contribuye a rescatar el cabello dañado por los tratamientos químicos utilizados en la cosmética tradicional, que generalmente están contraindicados para algunas personas.

Esta planta tiene propiedades como la queratina, capaz de equilibrar el pH del cuero cabelludo, fortalecer, dar brillo y suavizar el cabello sin que implique daños para el organismo.

Muchas razones hacen de la cosmética natural la elección más conveniente a la hora de mantener la salud, sin menospreciar la belleza física y el bienestar emocional que proporciona un atrayente aspecto físico.

Deja un comentario

WhatsApp chat