5 consecuencias de usar tintes químicos

Aunque los tintes químicos dan una gama de colores más amplia que el tinte henna, sus componentes suponen riesgos que involucran no solo la salud de tu cabello sino también la de todo tu cuerpo, pues muchos de ellos son cancerígenos. En este artículo te contaremos cinco razones por las cuales deberías hacer una transición hacia el uso de la henna y así cuidar tu organismo sin perder la oportunidad de cambiar de look.

También te va a interesar: ¿Puedo tinturarme con henna aunque haya usado antes tintura tradicional?

5 razones para no utilizar tintes de origen químico

1. Estudios recientes, realizados en el Princess Grace Hospital de Londres, han indicado que el uso de tintes de origen químico favorece la aparición del cáncer de mama y de vejiga. Aseguran, el doctor Kefah Mokbel y los dermatólogos de la Division of Occupational and Environmental Medicine de Lund, Suecia, que el tinturarse el cabello con tintes químicos más de seis veces en el año aumenta en un 14 % la posibilidad de padecer cáncer mamario o de vegija, en el caso de los profesionales de la belleza, y en el peor de los casos, agravarlo, si la enfermedad ya se padece.

Este riesgo ocurre debido a que los componentes de los tintes químicos tienen efectos estrogénicos, los cuales alteran el sano crecimiento celular hasta formar células cancerígenas. La toluidina, los ftalatos, los dinamobencenos, el amoniaco (abre la cutícula capilar), el mercurio amonacal y el agua oxigenada (decolorantes), entre muchos otros componentes de las tinturas químicas, son altamente tóxicos.

2. Incluso en algunos de los tintes, cuya publicidad afirma ser “sin amoniaco”, “orgánicos” o “naturales”, hay ciertas cantidades de parafenilendiamina (PPD), compuesto que puede generar alergias severas en la piel y que es usado en reemplazo de la tintura de henna, en la llamada “henna negra”, sustancia altamente nociva para la salud. Por ello, revisa siempre que no pase del 6 % del contenido total de la mezcla de tu tinte.

3. Si el tinte contiene peróxido de hidrógeno o monoetanolamina, puede generar la caída del cabello, ya que dichos componentes químicos debilitan la queratina del cabello, además de quitar paulatinamente el pigmento natural del mismo. Asimismo, el peróxido de hidrógeno reseca el cuero cabelludo y le quita brillo a las fibras capilares

4. El uso frecuente de tintes químicos puede producir linfomas No Hodking, los cuales son cánceres de linfocitos (de glóbulos blancos), productores de la leucemia. Estos linfomas pueden ser de crecimiento acelerado o de crecimiento lento. En el primer caso, el cáncer avanza rápidamente y puede llevar a la muerte a la persona afectada. En el segundo caso, no son de riesgo vital, pero dan indicios de la aparición de la leucemia en el organismo.

5. Las tinturas químicas son mucho más costosas y menos saludables que los tintes naturales. Por ello, te recomendamos usar tinturas con base en la henna, la cassia (anti alérgico natural), el grosellero de la India  o amla, en idioma hindi (antioxidante, anti viral y antibiótico natural), el índigo ( arbusto que da coloración azul o púrpura al cabello), la cayena o hibisco (antiinflamatorio, antiespasmódico y laxante), la cúrcuma, el azafrán, la remolacha, las cáscaras de nuez, el espino amarillo, el café y el vino tinto, entre otros.

No solamente van a darle diferentes coloraciones a tu cabello sino que, adicionalmente, te darán alivio a males digestivos, cutáneos y circulatorios, promoviendo tu bienestar.

Como puedes ver, el uso de tintes químicos trae muchas consecuencias negativas para tu salud, por lo cual te invitamos a que inicies el uso de productos naturales. Puedes hacerlo de manera gradual, después de uno o dos meses del último uso de tintura química y siempre de la mano de un experto en belleza y en salud capilar.

Deja un comentario

WhatsApp chat