¿Cómo tu dieta afecta la salud de tu cabello?

Como la dieta afecta la salud del cabello

Es probable que al peinarte, bañarte o utilizar el secador, notes que se te cae el cabello, poco o mucho dependiendo de tu estado de salud y de tus hábitos alimenticios. Se estima que más del 50 % de las mujeres experimentan una perdida de cabello visible. Sin embargo, esto no será permanente y tus mechones serán más fuertes si incrementas el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales.

Descubre cómo afecta la alimentación a la salud de tu pelo

La alimentación, aparte de llevar a cabo otros cuidados del cabello, resulta fundamental para mantener el pelo en perfecto estado. Estos consejos pueden ayudarte:

  • Expertos en nutrición señalan que la calidad de los alimentos que ingerimos se refleja en cómo nos sentimos, en la apariencia de nuestra piel y, por supuesto, en el estado de nuestro cabello. De este modo, si consumimos comidas con bajo nivel nutricional o padecemos problemas alimentarios, no podremos lucir una piel y cabello radiantes.
  • Los análisis de pelo son una herramienta para el diagnóstico de los trastornos relacionados con la alimentación (anorexia, bulimia, etc.).
  • Nuestro cabello necesita continuamente aminoácidos (unidades que forman las proteínas). Una dieta baja en proteínas afectará al metabolismo y, por lo tanto, también a la asimilación de colágeno y a la generación de tejido conectivo.
  • Una alimentación baja en vitaminas y minerales impulsa la aparición de caspa y de grasa en el cuero cabelludo.
  • El consumo de proteínas contribuye a la producción de queratina, la cual ayuda a formar los tejidos del cabello.

Una alimentación más sana para lucir un cabello radiante

En las siguientes líneas te contamos qué vitaminas y nutrientes puedes consumir, además de sus fuentes, para que consigas una melena envidiable:

  • Vitamina C: Ayuda a la producción de colágeno y puedes obtenerla a través de frutas como la naranja y el limón.
  • Vitamina A: Contribuye a la epitelización y a la síntesis de colágeno. Fuentes de esta vitamina son las zanahorias, los huevos y la leche.
  • Vitamina B12, cuya deficiencia esta asociada a algunos trastornos de pigmentación del cabello. Se encuentra en la carne, los huevos y la leche.
  • El consumo de grasas de origen vegetal es beneficioso para nuestro cabello, ya que contienen vitamina E. Los frutos secos y el aceite de oliva o de coco pueden ayudarte en este sentido.
  • La biotina y el zinc son esenciales no solo para la salud del pelo, sino también para la de las uñas y la piel. Se hallan en el pescado azul, el hígado y los mejillones.
  • El hierro y ácido fólico son indispensables para mantener el cabello en perfecto estado.
  • Finalmente, pero no menos importante, tomar las cantidades necesarias de agua te ayudará a tener un cabello hidratado y saludable.

Si bien es importante conocer qué puedes consumir para lograr un pelo sano, también has de saber qué alimentos debes evitar:

  • El exceso de azúcar representa un obstáculo para que los nutrientes lleguen a tu cabello.
  • Demasiada cafeína trae como consecuencia la deshidratación del organismo y, por tanto, del cabello.

Por último, recuerda que el estrés, la depresión y los sentimientos negativos conducen a descuidar la alimentación. Preocúpate por tu salud emocional, ya que ella podría influir en tu estado nutricional.

En conclusión, si consumes alimentos ricos en vitaminas y minerales, mantienes una dieta balanceada y te hidratas constantemente, lucirás una melena hermosa que reflejará la buena salud de tu organismo. Sin embargo, si caes en excesos y no eres consciente de los efectos de una alimentación deficiente, probablemente tu cabello estará seco y sin vida. ¡No lo dudes y apuesta por una dieta equilibrada!

Deja un comentario

WhatsApp chat