Coloración con plantas para el cabello: Guía básica

Coloración con plantas para el cabello

Algunos productos vegetales tinturan tu cabello sin utilizar químicos que maltratan y debilitan. La coloración con plantas es interesante, pues estas no contienen amoníaco, siliconas o parabenos. Además, dan color, revitalizan y nutren.

Manual básico de tintura capilar con plantas

A continuación, te brindamos una guía para que pintes tu cabello sin preocupación.

1. Cabellos Oscuros

Para tinturar tu pelo oscuro sin canas, prepara una infusión de romero y salvia con nogal. Agrega tres cucharadas de aceite capilar (almendras, argán, coco) y mezcla hasta lograr una textura achocolatada. Aplícala en el cabello seco, deja actuar una hora y lávalo.

Para canas tono cobrizo, prepara henna para el cabello con canela, té negro e hibiscos (malva). Añade tres cucharadas de aceite y revuelve hasta alcanzar cremosidad. Aplícala y enjuaga una hora después. Para potenciar el color de la henna, agrega un vaso de vino tinto al mezclar.

Si no deseas un tono cobrizo, utiliza la henna con índigo (añil) y añade la infusión anterior. Tu cabello quedará color chocolate y las canas matizadas en castaño oscuro. Si tienes bastantes, aplica nuevamente esta mezcla luego de lavar y secar el cabello.

2. Cabellos Castaños

Para conseguir un tono chocolate en tu cabello castaño oscuro, pon a hervir diez cáscaras de nuez en 1/2 litro de agua durante 15 minutos. Agrega una cucharada de café en polvo y deja reposar. Añade partes iguales de henna y nogal y remueve hasta que quede cremoso. Mezcla el aceite, aplícalo y lava el cabello pasada una hora. Para alargar la permanencia del color, utiliza la infusión sola cada 15 días.

Si quieres alcanzar tono avellana, añade henna con cassia obovata a una infusión reposada de romero salvia y 20 cáscaras de pistacho (opcional). Mezcla hasta lograr una textura cremosa. Aplica y deja por una hora, después lávalo. Usa la infusión cada 15 día como enjuague.

Para cabello castaño con canas, prepara una infusión de té negro, hibiscus y canela, en 1/2 litro de agua. Hierve por cinco minutos y deja reposar. Agrega 80 g de henna, 30 g de nogal y tres cucharadas de aceite. Remuévelo hasta lograr cremosidad. Aplica, deja actuar una hora y lava el cabello. Agrega tres cáscaras de nuez y un trocito de cáscara de plátano, que potencia el tono avellana y alisa.

Para tono cobrizo y reflejos dorados, prepara una infusión de caléndula y manzanilla en 1/2 litro de agua. Deja reposar y agrega henna con manzanilla. Mezcla agregando el aceite hasta obtener la textura adecuada. Tus canas quedarán matizadas.

Prepara la misma infusión de manzanilla y caléndula si tu cabello es castaño claro y quieres realzar su tono natural. Agrega la henna con manzanilla y el aceite y remuévelo. Aplica y después de una hora lava el cabello.

3. Cabellos rubios

Para rubio claro, prepara la manzanilla con cassia obovata, mezcla con la infusión de caléndula y manzanilla. Agrega tres cucharadas de aceite. Aplica y lava luego de una hora. ¡Disfruta un tono rubio con reflejos naturales!

En un rubio oscuro, adiciona dos vasitos de vodka a la mezcla anterior para dar luz.

4. Cabellos rojos

Para realzar el tono rojo, mezcla 60 g de manzanilla con 40 g de henna. Añade la infusión de caléndula y manzanilla y el aceite. Tras revolver, aplica y lava una hora después.

Si quieres cabello rojo sobre base blanca, mezcla henna con lavanda y azahar, índigo con henna y seis cucharadas de aceite. Aplica y deja actuar una hora y media. Lava y seca tu pelo. Prepara otros 100 g de henna con lavanda y azahar y añade una cuchara de índigo con henna. Deja actuar una hora y enjuaga.

La henna es un producto versátil que combinado con otros te permitirá lucir diferentes efectos en un cabello saludable, brillante y vigoroso.

 

Deja un comentario

WhatsApp chat