Mitos y consejos para tener un cabello menos graso

El cuero cabelludo posee una gran cantidad de folículos pilosos de gran tamaño drenados por las denominadas glándulas sebáceas, las cuales son las responsables de la producción del sebo. La función principal de esta sustancia es lubricar el cabello y evitar que este se reseque. Sin embargo, si esta producción es excesiva, puede generar un cabello graso y caspa.

 

Mitos acerca del cabello graso

Las causas de tener un cuero cabelludo grasoso son diversas y van desde la forma en que te alimentas hasta factores hereditarios. Si tienes este problema, sabrás que quitar la grasa del pelo no es tarea fácil, ya que puedes encontrar todo tipo de información no contrastada. Esto hace que, a la hora de combatirlo, adoptes hábitos y utilices productos que, en lugar de solucionarlo, hacen que el problema se agrave aún más.

Es por esto que a continuación te contamos algunos de los mitos más comunes sobre el tratamiento para el cabello graso y, a su vez, te brindamos varios tips que realmente te ayudarán a evitar el exceso de grasa.

1. El agua caliente ayuda a disolver la grasa

Este es un mito muy común, ya que las personas suelen pensar que la grasa en el cuero cabelludo actúa como la de la cocina, pero la verdad es que es preferible usar agua tibia.

En este sentido, mientras que el agua caliente provoca la aparición de sebo y grasa en el cuero cabelludo, el agua tibia favorece la circulación y te ayuda a mantener las cutículas cerradas para poder así evitar que la suciedad penetre en la fibra capilar. Sin embargo, aplicar el agua muy fría tampoco es muy recomendable, ya que genera un efecto rebote, es decir, reseca la piel y la vuelve inestable.

2. No se debe hidratar el cabello graso

Has de saber que el cabello graso necesita nutrientes purificantes e hidratantes, ya que, en la mayoría de los casos, el problema se origina por la presencia de sequedad (debido generalmente al uso de fijadores fuertes). Esto produce un efecto rebote (como el mencionado anteriormente) que ocasiona un aumento de sebo en el cuero cabelludo para protegerse. Si este tu caso, te recomendamos que emplees hidratantes para contrarrestar la sequedad.

3. No es recomendable lavar el cabello todos los días

La realidad es que, si al día siguiente del lavado, tu cabello ya está grasiento, lo mejor es que te duches diariamente, siempre y cuando los productos que utilices sean para uso frecuente. Sin embargo, hacerlo más de una vez al día puede ser perjudicial, ya que en cada lavado se desprenden gran parte de los aceites naturales del pelo, algo que estimula la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas para, de este modo, poder compensar esta pérdida.

4. Has de cepillar el cabello de manera constante para evitar la producción de sebo

No olvides que cepillar de forma continua tu cabello causa fricción, lo que provoca la rotura de la cutícula y la perdida de vitalidad del pelo. Además, el roce que se produce entre el cepillo y el cuero cabelludo origina una mayor cantidad de grasa. Lo ideal es desenredar el cabello con un peine de cerdas gruesas y separadas de forma delicada y sin frotarlo con el cuero cabelludo.

Como has podido comprobar, cuidar tu pelo no resulta tan sencillo como parece, pero, si tienes en cuenta estos tips, podrás mantener un equilibrio apropiado para el pH de tu cabello y evitar aplicar productos que engrasen o que estimulen la sobreproducción de sebo.

 

También te va a interesar: 5 tratamientos para el cabello graso que puedes hacer en casa

 

¿Qué hacer antes de tinturar un cabello maltratado?

Si eres una mujer joven o adulta que tiene interés en los productos naturales, saludables y de belleza y también te importa tu aspecto personal como el cuidado de la piel y del pelo, ¡tenemos que decirte que este post es para ti! Te daremos consejos para tinturar el cabello maltratado sin dañarlo más, e incluso consejos para devolverle su fuerza, belleza y vitalidad.

 

Las mujeres y el cabello maltratado

Entendemos que te encanta verte bien todo el tiempo y por eso mismo muchas veces buscas realizar transformaciones en tu apariencia que crees acordes para impresionar a los demás, incluso a ti misma. Tu pelo es el punto clave de dichos cambios y es normal que quieras hacerle sustituciones cada cierto tiempo para lograr lo que estás buscando.

Los puntos claves que afectan al pelo y consiguen que termine maltratado son los químicos, que se dividen en tintes, luces o reflejos, y los alisados, que lo dejan quebradizo, frágil y sin brillo. Ahora bien, si el cabello ya está magullado, te diremos qué hacer en caso de que quieras tinturar de nuevo para no hacerle más daño.

 

Maneras para fortalecer el cabello antes de tinturar

1. Córtate las puntas. Esto te ayudará a mantenerlo sano a largo plazo y creará ese efecto de que se vea más grueso.

2. Utiliza tratamiento de proteína. Comprándolos para hacértelos o yendo al salón de belleza, estos tratamientos pueden ser un remedio para el cabello al darle el fortalecimiento que necesita. Sin embargo, no debes abusar de ellos. Es recomendable hacerlo cada una o dos semanas, pues su uso excesivo puede dañar tu pelo y haría el efecto contrario.

3. No olvides tu acondicionador. La clave es usar con unas semanas de anticipación a la tintura el acondicionador hidratante todos los días, acondicionador profundo solo una vez a la semana y acondicionador sin enjuague cuando haya sol, esto con el fin de evitar que se reseque tu pelo.

4. Usa una mascarilla capilar. Esta mascarilla debe ser de acondicionamiento profundo y puedes comprarla en un salón de belleza o una tienda. La idea es aplicártela un día antes de la tintura para asegurar que el pelo va a estar hidratado.

5. Escoge un tinte especial para el pelo maltratado. Pueden ser tintes que humecten, que no contengan amoniaco con aditivos nutritivos o que tengan jalea natural.

 

También te va a interesar: Cómo mantener el tono de tu tinte henna

 

¿Cómo tinturar el cabello sin hacerle daño?

1. Tratamiento de henna. Es una de las maneras naturales de tintura mediante la cual se puede proteger el cabello. Este proceso se basa en una técnica de coloración llamada mehndi y su tinte natural es color rojizo.

2. Usa protector de calor. Al darle un toque más estético a tu pelo, hará que se vea mejor y evitará que se queme más de lo que ya esté.

3. No cambies a un color muy distinto al que tengas. La idea es que, si vas a darle un cambio drástico, sea por etapas de volúmenes y le des un descanso aproximado de 15 días entre cada aplicación.

4. No olvides lavar tu pelo. Lo ideal es lavarlo un día sí y un día no. Esto hará que tu color de pelo se vea más lindo, más sano y, lo más importante, que te dure más tiempo.

Teniendo en cuenta todos estos consejos que te acabamos de dar, podrás tener el pelo más sano y mucho más lindo a la vista de los demás. Esperamos que puedas llevarlos a cabo y así consigas dejar de maltratarlo y obtener nuevamente la vitalidad en tu cabello.

¿Ya sabes qué color te favorece si decides aplicarte un nuevo tinte natural?

Si alguna vez has pensado en cambiarte el look, seguramente lo primero que se te ha venido a la cabeza es qué aplicarte: si unas mechas, o un balayage, reflejos, o decoloración, tinte fantasía, entre otros. Sin embargo, te surge la pregunta más importante: ¿de qué color?, sabes que elegir el tono adecuado para ti es complejo y obtener el resultado que no esperabas es uno de los peores escenarios.

Es por esto que, a continuación, encontrarás una guía que te ayudará a elegir cuál color de la variedad de tintes naturales que existe te favorece según tu tono de piel y color de ojos.

 

¿Cuál color escoger?

Antes que nada, asegúrate de verificar cual es tu tono de piel y de ojos. Cuando se trata de cambiar el color de tu cabello es importante saber que esto va más allá de un gusto estético, cada color genera una primera impresión y revela una personalidad, por lo que es muy importante que este potencialice tus característica y cualidades.

 

Según tu tono de piel

Pieles claras: estas son pieles que se queman con mayor facilidad bajo el sol y se sonrojan de forma muy evidente, por lo que los rubios claros, cenizos y platinos se verán fantásticos en tu rostro (es decir toda la gama de rubios más claros, como los dorados, caoba, bronde y castaños más claros). Se debe tener en cuenta que en las pieles claras el tono de las cejas debe ir acorde con el color del cabello, ya que de lo contrario, contrastarán demasiado y la idea es que tu pelo se lleve el protagonismo.

Pieles medias: para este tipo de pieles los castaños con reflejos cálidos son una buena opción. A la hora de elegir un tinte rubio, es preferible escoger uno dorado o con matices de color cobre, ya que es mejor evitar optar por los rubios más oxigenados. Los colores caoba y castaños chocolate también favorecen mucho.

Pieles morenas: si tu piel es morena con tonos pálidos, te quedarán muy bien los colores castaños, rubios oscuros, caramelos, caobas y rojos oscuros suaves, los cuales permitirán que el tono de tu piel se destaque. Por otro lado, si estás dentro de la gama de las pieles morenas cálidas, los colores como el negro, caoba, chocolate, café y cobrizo serán perfectos para ti, aunque todo depende del color de los ojos y la forma del rostro, por lo que es muy favorable que tengas en cuenta cada aspecto. Para estas últimas pieles es preferible evitar los rubios completos platinos.

 

Según el color de ojos

Ojos marrones: si tienes los ojos marrones los colores castaños te encajarán muy bien, aunque si tu piel tiene un tono claro es posible optar por un rubio cenizo o rubio cobrizo.

Ojos oscuros: estos ojos van muy bien con tintes de color castaño, negro y chocolate. Si tienes la piel muy blanca, puedes probar con un color chocolate y unas babylights en tonos castaños para así no endurecer tu rostro.

Ojos azules: para este tipo de ojos es recomendable, si tu piel es pálida, usar colores claros como el rubio. Por otro lado si tu piel es mas bronceada le va muy bien los colores castaños, bronde o rubios cobrizos.

Ojos verdes: para las pieles bronceadas con ojos verdes le luce muy bien los colores castaños y bronde. Si tienes la piel mas clara es recomendable usar los tintes rubios cenizos.

Finalmente que ya sabes como elegir el color más adecuado para tu pelo según tu tono de piel y ojos.

 

También te va a interesar: Tintes naturales, más allá de ser una tendencia.

 

Hábitos que debes evitar si quieres que tu color de tinte natural dure más tiempo

¿Cansada de que tu tinte dure poco? No te preocupes, puede ser que no estés optando por los cuidados y productos adecuados. Existen muchos factores con los que nos enfrentamos día a día que influyen en la calidad del tinte del cabello, como el ph del agua con que nos bañamos o la exposición a los rayos solares. A continuación te contamos cómo cuidarlo mejor.

La mayoría de las mujeres deciden teñirse el pelo para cambiar de estilo, por seguir tendencias o para cubrir esas marcas de edad que van apareciendo con el tiempo. Sin embargo, cada vez que tu pelo pasa por este proceso va perdiendo más vitalidad, por lo que va absorbiendo menos el color y tu tinte dura menos de lo esperado. En el terreno del cuidado para el cabello, es muy fácil encontrar toda una gama de firmas y artículos para la coloración, por lo que es cierto que algunos tintes naturales y marcas puedan ser mas efectivas que otras. Pero eso no es suficiente. También es importante el cuidado que se le da al cabello después de haber aplicado el producto.

Es por esto que aquí encontraras algunos tips que serán la clave para mantener ese color que tanto deseas y poder prolongar los espacios en la aplicación de tu coloración, lo que te permitirá ahorrar un poco de dinero y tener un pelo más sano y brillante. ¡ Prepárate para tomar nota!

 

También te va a interesar: ¿Cómo cuidar tu cabello después de tinturarlo?

 

Tips para que tu tinte dure más

1.Evita el sol

El sol afecta a la deshidratación y tiende a abrir las hebras del cabello, por lo que debes tratar de usar un sombrero o gorro para evitar que los rayos desgasten tu tinte. De no poder ser así, aplica un bloqueador solar para cabello con filtros UV y UVA.

2. El lavado

Para que tu tinte dure más tiempo, es recomendable evitar lavar el cabello con agua caliente, ya que se podría resecar y, por ende, el tinte se vería perjudicado. Trata de lavarlo cada tres días con agua tibia o fría.

3.Dismunuye el uso de herramientas

Procura no abusar de los secadores, las planchas y las tenazas, ya que maltratan el color del tinte y debilitan el cabello. La opción más acertada para conservar tu tono es tratar de aplicar previamente un protector térmico en crema o spray para estilizar y humectar tu pelo.

4.Champú

Antes de comprar tu champú asegúrate que esté libre de sulfatos y aceites ya que estos evitan que se mantengan los pigmentos del color.

5. Protégelo

Es muy común que al exponer tu cabello a los químicos de la piscina como el cloro, este cambie de color (a verde o rojo), por lo que se recomienda usar un tratamiento hidratante antes de meterte.

También recuerda que luego de teñirte el cabello no es recomendable lavarlo inmediatamente. Primero se debe aclarar muy bien el pelo y aplicar el producto específico para poder limpiarlo después del tinte. A su vez, no te olvides de usar mascarillas y acondicionadores específicos para pelo teñido.

6. Al aplicarlo

A la hora de aplicar el tinte es recomendable hacerlo con el cabello sucio, ya que los componentes del acondicionador y champú permiten la creación de una barrera que evita que el tinte penetre como debería. Es decir, entre más sucio más poroso es el cabello y, por consiguiente, mejor es su aplicación.

En conclusión, es evidente que para conservar tu pelo con un color brillante y duradero deberás mantener unos hábitos saludables, que pueden parecer muy simples pero generaran grandes resultados.

 

¿Cómo cuidar tu cabello después de tinturarlo?

Cualquiera que alguna vez en su vida se haya aplicado tintes naturales para el cabello, se habrá preguntado cómo cuidarlo después de este proceso y cómo mantener el color el mayor tiempo posible. Como sabemos, la henna es una de las mejores opciones naturales para tinturarnos, lo que nos permite evitar el uso de productos químicos que afectan y terminan dañando el cabello.

 

Rutinas de cuidado

Gracias a esas ventajas podemos decir que, en realidad, cuidar el pelo después de este proceso de tintura no es nada complicado. ¡Pero espera!, eso no significa que no podamos regalarte algunos consejos al utilizar productos con tendencia a lo natural.

  • Antes de utilizar la henna, te recomendamos tener tu cabello limpio o recién lavado. A pesar de que no en todos los casos se presenta, muchas personas han perdido la aplicación de su tintura al tener el pelo grasoso o sucio, así que más vale prevenir antes que lamentar.
  • Tras aplicarla en tu cabello, realmente no es que debas hacer muchos cambios en tu rutina de cuidado: champús, mascarillas, acondicionadores, fijadores o aceites, son productos que podemos seguir utilizando, pues ninguno de ellos interacciona con el tinte ni lo afecta en su coloración o perdurabilidad.
  • El uso de lacas o fijadores, a pesar de que debe ser prudente –más por el cuidado del cabello que otra cosa–  tampoco afecta la aplicación de la henna y su fijación en el pelo. En cuanto a siliconas, puedes continuar su uso siempre y cuando no vayas a aplicarte una henna gloss –mezcla de henna y acondicionador– pues estas podrían afectar la capacidad de tintura.
  • El uso del secador puede continuar en tu rutina normal de cuidado, pero ¡ojo!, el uso de planchas en ciertos casos puede afectar la intensidad del color.
  • Las mascarillas son recomendables si deseas que tu tinte tenga mayor perdurabilidad. Por obvias razones, debes usar una del mismo color de la tintura que te aplicaste.
  • Si pretendes teñir tu cabello con algún producto químico tras usar henna, ¡no pierdas tu tiempo! Esta tiende a recubrir el cabello para, precisamente, protegerlo de esos productos agresivos. Tu cabello no se dañará, pero lo más seguro es que el tinte con químicos –oxigenta y amoniaco– no logre su cometido.

 

También te va a interesar: Cómo cuidar el cabello graso de forma natural

 

Productos a evitar

Después de aplicar henna no debes usar los productos que mencionamos a continuación. Recuerda que no solo sirve para teñir, sino que también aporta nutrientes, regenera el cabello, contiene propiedades antibacterianas, humecta y protege,

  • Jabón casero: un producto que todas tenemos en el hogar, pero que no deberíamos usar en nuestro cabello, a menos que quieras eliminar a propósito la coloración de tu tinte.
  • Vinagre de mesa: ya sea vinagre blanco o de manzana, la acidez de este producto de cocina puede contrarrestar el resultado de la tintura, lo que rápidamente arrastrará la henna que aplicaste en tu cabello.
  • Coñac o Vodka: por si no lo sabías, estos dos licores son ampliamente usados como mascarillas para el cabello –combinados con otros productos–, ¡pero olvídate de usarlos después de tinturarte con henna! Al aplicarlo eliminarás el color, y con él todo tu tiempo y dinero se irán por el desagüe.
  • Soda: el bicarbonato de soda, al igual que el vinagre, actúa con su acidez sobre el cabello y elimina cualquier rastro de tintura. ¡Ni se te ocurra utilizarlo!

Con estos consejos, estamos seguras que ese tinte que compraste te quedará de maravilla. ¿Qué mejor que cuidar la salud de tu pelo y tu cuerpo con lo que te brinda la naturaleza? ¡Recomienda estos tips a todas!

 

 

¿Cómo reconocer un tinte natural?

Sabes que sentirse bien con tu cabello es clave para elevar tu autoestima y estado de ánimo, ya que este es el aspecto físico que más impacto genera en la imagen personal. Por ello, es fundamental que el cabello se vea sano, organizado y bien cuidado. Uno de los aspectos que más influyen, además de la forma y el corte, es el color.

 

Cómo elegir el mejor tinte

A la hora de pensar en color, lo primero que se te viene a la cabeza es efectividad. Quieres un producto que permita ocultar o resaltar algunas facciones de tu aspecto y sobre todo que sea amigable con tu cabello y le brinde naturalidad, brillo y fortaleza.

Pero la pregunta es si en realidad sabes diferenciar cuáles son las mejores opciones para tu cabello. Si tu respuesta es no, estás en el lugar indicado. Existen diferentes tipos de tintes que te pueden ayudar a alcanzar el color deseado, pero causan el efecto inverso a la hora de hablar de la vitalidad de tu cuero cabelludo.

 

También te va a interesar: Cómo cuidar el cabello graso de forma natural.

 

Como se mencionó antes, cuando hablamos de tintes que afectan negativamente tu cabello  generalmente es porque contienen agentes químicos cuyo efecto es duradero y gran cantidad de oxidantes (como el peróxido y el amoníaco) que son capaces de generar reacciones químicas que lo debilitan.

Por otro lado, están los tintes naturales, que se caracterizan por su falta de químicos (son hechos a base de extractos vegetales), que le brindan nutrientes y muchos beneficios al cabello y evitan que se deteriore con facilidad.

Uno de los ingredientes más utilizados es la henna, pero a su vez están presentes otras plantas como la cúrcuma o el hibisco. Por esto, a continuación encontrarás algunos consejos que te ayudarán a diferenciar estos tipos de tintes y a elegir la mejor opción para ti.

 

Diferencias para cada tipo de tinte

 

1. Accesibilidad

Los tintes químicos poseen una amplia oferta en el mercado debido a su gran demanda, ya que su precio es muy inferior a los de tipo natural.

Es importante tener en cuenta que, a la hora de acceder a estos últimos, debemos fijarnos en el INCI, donde debe evidenciarse que todos sus ingredientes sean de origen vegetal (especies de plantas) y tengan un certificado ecológico.

 

2. Componentes

Los tintes químicos generalmente están compuestos de acetato de plomo, resorcinol, amoníaco, conservantes (cancerígenos), peróxido y parafenilendiamina (PPD), componentes causantes de la fractura del cuero cabelludo y enfermedades como alergias, inflamación y quemaduras, entre otras.

Los tintes de origen natural están hechos a base de ingredientes vegetales que cuidan tu cabello, ya que sus pigmentos solo actúan en la superficie capilar produciendo su recubrimiento.

 

3. Comportamiento

A la hora de buscar la paleta de colores, los tintes químicos presentan mayor variedad con una gran precisión del color; a su vez, tienen alta durabilidad. En los tintes de origen natural existen diversas tonalidades dependiendo de los tipos de especies vegetales y nutrientes que se combinen, pero su gama es más limitada.

 

4. Aplicación

Con los tintes químicos tu proceso de coloración tendrá gran duración y efectividad, ya que los pigmentos penetran el cabello y le quitan resistencia y brillo.

Su modo de aplicación es inmediato y no es necesario poseer conocimientos previos para ello. Sin embargo, en los tintes vegetales, al tratarse de una coloración natural, su durabilidad no es tan alta, pero evitan que se dañen la raíz y el color natural del cabello.

Como ves, cada tipo de tinte es diferente, pero si buscas salud y vitalidad, el tinte natural es tu mejor opción. Aunque su durabilidad no es muy alta en comparación con la de los tintes químicos, recuerda que un pelo bello es cuestión de cuidado.

 

 

Tintes naturales, más allá de ser una tendencia

Un día cualquiera te miras al espejo y sientes que necesitas un cambio de estilo: tu ropa se ve bien, tus zapatos están perfectos y, de pronto, se te ocurre que tu cabello luciría genial en otro color, pero te acuerdas de tus malas experiencias con los tintes irritantes que maltratan tu pelo.

De pronto, ya no parece una buena idea, pero decides arriesgarte de todos modos esperando que el resultado sea diferente esta vez, y la siguiente… y la siguiente.

 

Todo lo que no sabías sobre los tintes

A continuación, encontrarás algunos datos que seguramente querrás saber acerca de los tintes capilares; algunos de ellos realmente te sorprenderán.

 

1. Alrededor del 90 % de las mujeres han usado tintes capilares en algún momento de su vida, ya sea para resaltar su tono natural, para cambiar el color de su cabello o para cubrirse las canas, y la mayoría de ellas ha notado los efectos negativos que su uso, a largo plazo, ha generado sobre la salud de su cabello y su cuero cabelludo.

2. Los tintes tradicionales utilizan sustancias corrosivas, como el peróxido de hidrógeno y el amoníaco para separar y decolorar las capas de cutícula que forman cada hebra de cabello y luego poder fijar el color que se desea aplicar.

3. Estas sustancias son tóxicas y pueden provocar reacciones alérgicas o irritar tu pie y causar sequedad y caspa, así como debilitar o dañar la estructura celular de tu cabello e, incluso, provocar su caída.

4. Se están llevando a cabo diversos estudios para comprobar si el uso continuado de estos productos puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades muy graves, como el cáncer de vejiga o de piel, porque pueden hacer que se incremente el nivel de sustancias químicas cancerígenas en la sangre.

 

También te va a interesar: ¿Qué tono de tinte te favorece?

 

Las ventajas de utilizar un tinte natural

Si has tenido que lidiar con algunos de estos problemas, te alegrará saber que ha llegado la hora de dejarlos en el pasado y darle a tu cabello ese toque especial que tanto habías deseado con productos de gran calidad, libres de químicos nocivos y totalmente amigables con el medio ambiente.

Gracias a importantes avances científicos en este campo, podrás encontrar en el mercado una gran variedad de productos que no solo te ayudarán a cambiar el color de tu pelo, sino que te ayudarán a conseguir que se vea aún más hermoso.

 

Parece difícil de creer, aunque es cierto. Estos son solo algunos de sus beneficios:

1. Los extractos vegetales y aceites esenciales que contienen cambian el color del cabello y lo nutren; le dan cuerpo y suavidad, aumentan su volumen, fuerza y vitalidad y le dan un brillo saludable y natural como no habías visto con otros productos similares.

2. Para la elaboración de estos tintes naturales se usan ingredientes tan diversos como hojas de té, flores de manzanilla o semillas de nogal.

3. Uno de los tintes de origen natural más conocidos por su efectividad es el extracto de hojas de henna, una planta de origen hindú que ha sido utilizada durante miles de años por sus propiedades nutritivas y antibacteriales. Además de dar color al cabello, lo fortifica desde la raíz, combate la caspa, controla la resequedad del cuero cabelludo y reduce la caída.

4.Su composición está libre de productos derivados del petróleo que, aparte de ser tóxicos, aumentan los niveles de contaminación ambiental y pueden alterar el equilibrio celular y hormonal de nuestro organismo.

No dejes pasar la oportunidad de probarlos, muchas personas alrededor del mundo han quedado satisfechas con los resultados y han decidido hacer el cambio: el uso de los tintes de origen natural es mucho más que una tendencia, es una revolución.

 

 

Cómo cuidar el cabello graso de forma natural

Si alguna vez se te ha presentado un problema de exceso de grasa en el cabello, puedes tener en cuenta la siguiente información. Expondremos algunos métodos de cuidado natural con respecto a esta dificultad con el objetivo de mitigar el daño y contener los efectos negativos que produce para así obtener bienestar para ti y tu cabello.

La acumulación de grasa en el cabello se da por las glándulas sebáceas que segregan más sebo de lo que se necesita para la protección del pelo. Este reajuste que sufren estas glándulas se debe a algunos factores hormonales, hereditarios, de textura del cabello, calor, humedad, tensión, alimentación rica en grasas o uso de champú inadecuado.

A continuación, te damos algunos consejos de cuidados básicos de forma natural para contrarrestar el cabello graso.

 

Aplicar loción

Para la preparación de esta loción tienes que tener en cuenta algunos ingredientes como aceite esencial de romero, que le atribuye efectos antibacterianos; aceite esencial de lavanda, que aporta al crecimiento del cabello; y aceite de girasol.

Tienes que mezclar 11 gotas de aceite de romero y de lavanda y, por último, echar 50 mililitros de aceite de girasol. Para su aplicación tienes que poner la mezcla en el cuero cabelludo de forma suave y dejar accionar durante una o dos horas y luego enjuagar.

 

Champú natural

Primeramente tienes que producir este champú por medio de algunos ingredientes naturales tales como aceite esencial de romero, una yema de huevo y algo de champú para bebé, puesto que este es neutro.

Para su preparación, tienes que utilizar una cucharada del champú de bebé, cuatro gotas de esencia de romero y la yema de huevo antes mencionada. Su aplicación consiste en lavar el cabello normalmente.

 

Enjuagues

Estos enjuagues tienen como función mitigar el sebo del cabello. Para su ejecución tienes que diluir un cuarto de taza de vinagre de manzana en dos vasos de agua y su aplicación se lleva a cabo dando masajes en el cuero cabelludo junto con la mezcla.

También se puede hacer un enjuague por medio de jugo de limón y agua tibia, puesto que al limón se le atribuyen efectos secantes. Su aplicación es utilizando el masaje en el cuero cabelludo.

 

Alimentación

La alimentación juega un papel importante al momento de tratar el daño producido por el exceso de grasa en el cabello. Se deben evitar al máximo alimentos ricos en grasas como leche y sus derivados, chocolate, aceite de coco y carnes, entre otros. Debes consumir los que más tengan zinc, selenio y biotina, como maíz, avena, cebada, coles, manzanas, nueces y berenjenas.

 

Otras recomendaciones

Es recomendable lavar el cabello un máximo de tres veces por semana para no maltratarlo por dosis excesivas de humedad. Has de tener en cuenta la temperatura del agua que utilizas, ya que si está muy caliente,aumentará el flujo de sebo en tu cuero cabelludo. Trata de utilizar agua tibia, que interviene de gran manera para controlar el exceso de sebo, y no está de más dejar unos minutos extra el champú sobre el cabello.

Está contraindicado dar masajes de largo tiempo, puesto que estos aumentan la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas. Cuando quieras lavar tu cabello o aplicar alguna loción o enjuagues, debes hacerlo en un breve tiempo; tu movimiento debe ser de manera circular y con la yema de los dedos.

Esta problemática ataca a muchas personas en el mundo. Sin embargo, si tú eres una de estas, debes tener en cuenta las indicaciones antes mencionadas para mitigar el daño ocasionado y tratar de mostrar hermosura en tu cabello.

 

También te va a interesar: 3 mascarillas para cabello reseco

 

¿Qué tono de tinte te favorece?

Al igual que elegir un corte, escoger un tono de cabello que sea natural no es tarea fácil. Cuando pensamos en hacer un cambio, no podemos olvidar que cualquier color de cabello no nos va a quedar bien. Lo primero a tener en cuenta es nuestro color de piel y nuestros rasgos más destacados como los ojos y la forma del rostro.

Acá te dejamos unos tips según tu tipo de cabello y tu tono de piel para que puedas elegir el color que mejor te acomode y te sientas muy segura al hacer un cambio o buscar verte natural.

¿Qué tan saludable está mi cabello?

Aunque tu cabello haya sido dañado por tintes químicos, no debes preocuparte. El tinte henna ayuda a reparar su fibra, lo nutre con proteínas y previene daños posteriores causados por el clima o la contaminación ambiental. Sin importar que tu cabello sea grueso o delgado, seco o graso, canoso o quebradizo, el henna hará que se revitalice y si eres mayor, vuelva a ser como lo recuerdas.

Si ya has decidido darle un cambio a tu look, o si lo que buscas es intensificar tu color natural, estás en el lugar correcto. Te damos consejos para que le des un giro a tu melena y quedes DE PASARELA.

Elige un tono natural

Desafortunadamente, no todos los que venden tintes están interesados en asesorarte. Pero para eso estamos, para que te conozcas a ti misma, conozcas tu cabello y tu piel, y con esta información tú sola estés capacitada para elegir el color que más te convenga.

Elige un tono natural

1. Si aún no estás segura de qué color podría sentarte mejor, elige un tono castaño. El castaño tiene una excelente gama que se adapta a a cada tonalidad de piel.

Si tu piel es clara, opta por tonos ceniza o dorados. Un color miel también estará bien. Si tu piel es de tono medio (claro con tono amarillo o moreno claro), tonalidades con destellos dorados o caramelo te sentarían muy bien. Por el contrario, si tu piel es oscura, el marrón intenso casi llegando al negro es la mejor opción para ti.

2. Rubios. Estos colores no le van bien a todas, así que deberás tener cuidado. Las reglas básicas son las siguientes:

  • En pieles de tonalidad clara van mejor los platinados y ceniza. Un aspecto que debes tener en cuenta es el color de las cejas, que siempre debe estar de acuerdo al color del cabello para no generar un mal contraste.
  • En pieles oscuras o morenas mejor escoger un rubio con matices cobrizos.

3. Si quieres ser más atrevida, los colores rojizos son los más recomendados: Tanto para pieles claras como oscuras, elegir un color rojizo es todo un reto. Nuestro consejo es:

  • Para pieles claras, elige tonos suaves y cálidos.
  • Para pieles morenas claras, van mejor los colores caoba o castaños rojizo.
  • Para pieles más oscuras, colores como el vino, violín o borgoña son perfectos y resaltan tu belleza.

También te puede interesar: Efectos positivos que tiene la henna hindú en tu cabello

Tu color de ojos

No es el elemento más importante, pero inspira ideas. No es una regla de oro porque el punto principal a ver es el color de piel, aunque puede ayudar. Los ojos azules y verdes van mejor con melenas cenizas, rubias cobrizas y caramelo. En cambio, los ojos negros y marrones combinan mejor con tintes color chocolate, negro y castaños, rojizos y oscuros. También una base castaña dorada podría funcionar.

En conclusión, lo más importante es que te asegures de elegir productos sanos, respetuosos con tu cabello, y que no solamente cambien su color, sino que también lo nutran.

Canas, ¿es posible ocultarlas?

Aunque a lo largo de la historia las canas se han mostrado como señal de sabiduría y experiencia, todas sabemos que nos aterran desde la primera vez que las vemos en el espejo. Desde ese momento, la mayoría de nosotras lucha la batalla por ocultarlas.

Las canas se producen por la pérdida de melanina – que se encarga de darle color al cabello – en las células del folículo piloso, no solamente causando la pérdida de color, sino también resultando en un cabello más sensible y delgado. Algunas causas especiales como el estrés, problemas médicos (tales como  el vitiligo), deficiencias de vitamina B12, problemas en la tiroides, efectos secundarios de medicamentos e, incluso, una mala alimentación podrían influir en qué medida y qué tan rápido una persona puede volverse canosa.

El tinturar canas es la forma más popular y efectiva de sobrellevar esta situación, pero buscamos que el resultado se vea natural, que el proceso cuide nuestro cabello y que no sea una renta que comprometa nuestro bolsillo por el resto de nuestras vidas.

¿En verdad puedo ocultar mis canas?

Este es un rotundo SÍ. Es completamente posible ocultar esos cabellos blancos que algunas veces nos incomodan. Existen diversos métodos dependiendo de tu edad, tu color de cabello, la cantidad de canas que tengas, e incluso, el presupuesto del que dispongas para ello.

También te puede interesar: ¿Es bueno usar tinte henna en personas mayores de 60 años

Sin importar el método, lo que deberíamos buscar en primer lugar es cuidar la fibra capilar, ya que, como mencionábamos anteriormente, el cabello también pierde fuerza y grosor al perder su pigmentación. Necesitamos encontrar un método que respete cada parte de la fibra y también la alimente. Recuerda que en el cabello claro necesitaremos que el tinte permanezca más tiempo, ya que requiere mayor absorción. Si eliges el producto tradicional, muy probablemente el daño sera mayor, y repararlo costará aun más.

En verdad puedo ocultar mis canas

 

Elige la Henna

Con el cabello blanco el trabajo se dificulta. Elegir un color, un producto e incluso una marca que nos brinde todo lo que deseamos y necesitamos es trabajo duro. Al elegir la henna hindú tendrás la seguridad de tomar una decisión que no solamente solucionará tu inconveniente, sino que te dará un resultado con el que quedarás completamente satisfecha. Y aunque por lo general esta clase de productos se enfocan específicamente en las mujeres, cada vez más hombres se unen a esta tendencia.

Otra ventaja con la que te encontrarás es que, al aplicar la henna, no solamente aplicas un tinte, sino un producto lleno de minerales y vitaminas. Estos no solo favorecen la absorción del color, sino que revitalizan la fibra capilar, le dan volumen y la protegen de factores externos como el clima y la contaminación ambiental.

Date cuenta de algo: no es solamente buscar un color de cabello, sino también perseguir nutrirlo y darle valor. Con el paso de tiempo verás que así como tu cabello mejora y se nutre, también tú puedes tomar el valor de hacerlo en más aspectos.

Una última recomendación

Evita debatir entre una opción y otra,  pensar si debes o no hacerlo. No estás en edad de ocultarte. Haz cambios, prueba opciones con diversos colores y texturas en tu cabello, intenta varias cosas y elige la mejor opción para ti, tu autoestima y tu amor propio.

Ante cualquier duda, asegúrate de dejar tu cabello en manos expertas. Los tintes, ya sean naturales o químicos, no deben comprarse como un boleto de rifa. Debes ser muy cuidadosa a la hora de elegir qué aplicar sobre tu cabeza. Recuerda que es tu imagen la que está en juego. Aquí nos preocupamos por tu salud y belleza.

WhatsApp chat