Conoce los cambios en tu cabello durante el embarazo

Conoce los cambios en tu cabello durante el embarazo

¿Estás embarazada o conoces a alguien que lo esté? Entonces este texto es para ti. Sabemos que durante el periodo de gestación hay muchos cambios en el cuerpo de la mujer. Pero ¿sabías que también puede haber cambios en el cabello? Aquí te contamos cuáles son, cómo y cuándo usar tintura en el embarazo y qué tratamientos de belleza no afectarán a tu bebé.

Cambios positivos

En general, es importante tener en cuenta que los cambios en el cabello durante el embarazo son normales y temporales. Después del parto, el cabello suele volver a su estado anterior. Además, algunos de estos son muy positivos.

Una de las primeras cosas que las mujeres pueden notar durante el embarazo es un mayor crecimiento del cabello. Esto se debe a que los niveles de estrógeno aumentan, lo que prolonga la fase de crecimiento capilar. El resultado es que la cabellera crece más rápido y puede parecer más larga y vital.

Además, hay casos que demuestran que la hebra se vuelve más gruesa y más fuerte. Esto se debe a que los niveles elevados de estrógeno pueden prolongar la fase de crecimiento capilar y disminuir la cantidad que se cae en la fase de reposo. También puede hacer que, en general, sea más resistente a la rotura y la caída.

Cambios engorrosos

Sin embargo, no todos los cambios son buenos. Se presentan, además, variedades en la textura, como una mayor sequedad o una mayor suavidad. También se suelen dar anomalías en la pigmentación de la piel debido a la producción alterada de melanina, y esto afecta, en consecuencia, al color del cabello.

Puedes ver que se vuelve más brillante y luminoso, lo que se debe a un aumento en la circulación sanguínea y la nutrición de los folículos capilares. O más oscuro y opaco, según el mes de gestación y las fluctuaciones hormonales. Esto no significa que no puedas tinturarlo y lucir un corte a la moda. Pero ten en cuenta las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones sobre la tintura en el embarazo

Es importante ser consciente de los cuidados necesarios al momento de teñir el cabello, puesto que algunos productos químicos habituales en estos tintes convencionales pueden ser perjudiciales para el feto en gestación. En primer lugar, es recomendable esperar hasta el segundo trimestre del embarazo, ya que durante los primeros tres meses el riesgo de malformaciones fetales es mayor.

Evita, en todo caso, los ingredientes químicos compuestos de plomo, amoniaco y ftalatos; estos llegan al torrente sanguíneo, lo que afecta al bebé en desarrollo. Estos pueden causar irritaciones en la piel, alergias, problemas respiratorios, e incluso se han relacionado con problemas neurológicos en niños. En caso de que decidas utilizar estos productos, consulta un experto y asegúrate de que cuente con la reglamentación atinente.

Alternativas naturales

Para evitar riesgos innecesarios durante el embarazo, es recomendable utilizar tinturas naturales a base de plantas como la henna, que es una opción segura y saludable. Estas son libres de químicos agresivos y son menos propensas a causar reacciones alérgicas en la piel. Además, resultan más suaves y respetuosas con el cabello, ya que no lo dañan ni lo debilitan.

La henna contribuye a estimular el crecimiento capilar y prevenir la caspa. También se sabe que tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, lo que la hace útil en el tratamiento de ciertas condiciones del cuero cabelludo.

Como ves, aunque se deben tener precauciones y considerar los posibles riesgos de la coloración durante el embarazo, existen opciones seguras y naturales que pueden ayudar a mantener el cabello hermoso y saludable. El embarazo no debe ser un obstáculo para lucir formidable y sentirse de maravilla.

WhatsApp chat