6 consejos para proteger el cabello del frío

6 consejos para proteger el cabello del frío

Los cambios de temperatura bruscos, que suceden durante el verano y el invierno, pueden perjudicar la salud de nuestro cabello. Por eso, es crucial conocer los consejos para protegerlo correctamente, ya sea si tienen una previa  coloración con henna o simples prácticas y costumbres a evitar.

Importancia de proteger el cabello del frío

Aunque mayormente se acusa al calor de los problemas en el cabello, el frío también es un causante de ellos. Además, se deben considerar los cambios de temperatura ocasionados al entrar y salir de un establecimiento.

Un clima frío estresa el cabello, lo cual logra que este se debilite y se den las condiciones para las puntas abiertas, deshidratación, pérdida de brillo y más. Para evitar que todo eso suceda, lo mejor es que sigamos los siguientes consejos:

1- Hidratación

La hidratación del cabello y cuero cabelludo es una de las mejores maneras de protegerlo del frío. Por suerte, en el mercado existe una gran variedad de productos que ayudan en esta labor. También se puede lograr empleando una dieta adecuada.

Los mejores son los champús, perfumes, acondicionadores y aceites capilares naturales. Todos ellos con la función hidratante y con componentes como el aloe vera o henna.

2- Evitar agua caliente

En época de invierno, tomar una ducha con agua caliente es bastante agradable, pero lamentablemente esto puede debilitar el cabello. Dicha debilitación lo hace propenso a ser quebradizo o deshidratarse.

El contraste de temperaturas, entre lo caliente del cabello y el frío del ambiente, debilita aún más las fibras capilares, por lo que la solución para evitar esto es lavar el cabello con agua tibia, ya que esta tendrá una temperatura más baja y adaptable y evitará dicho contraste brusco.

3- Secado y plancha

El uso de planchas y secadores en invierno está bastante extendido, ya que resulta una manera fácil de secar el cabello y evitar de esa forma el exceso de humedad; sin embargo, se debe realizar correctamente para no dañarlo.

Si se emplea una temperatura muy alta, se crea el contraste de temperaturas, el cual deteriora la resistencia del cabello y lo debilita. Lo más recomendable es emplear el secador en una potencia reducida.

En cuanto a la plancha, lo mejor es evitarla completamente, ya que es una práctica que puede dañar el pelo a largo plazo.

4- Cubrir el cabello

Emplear un gorro de lana o sombrero en invierno es una excelente forma de proteger el pelo del aire seco, la humedad, el viento, la lluvia y las bajas temperaturas, aunque esto también puede ocasionar que el cabello se rompa o se encrespe.

Aun así, todo tiene solución. Antes de colocar el gorro o sombrero, envuelve o recoge tu pelo en un pañuelo de seda. También se puede emplear una bufanda, la cual ayuda a eliminar la estática.

5- Corte de pelo

Un consejo excelente para proteger y reducir el daño que ejerce el frío en nuestro cabello es cortarlo regularmente. Claro está, no un corte brusco, solamente hace falta eliminar las puntas secas y abiertas.

6- Evitar el lavado frecuente

Lavarse el cabello frecuentemente es una práctica incorrecta, ya que sólo disminuye la hidratación y protección natural del mismo. Durante la época de frío, lo mejor es extender el tiempo entre un lavado y otro. De esa forma, el cabello mantendrá sus aceites naturales, los cuales ayudarán a protegerlo del frío.

Si pones en práctica todos los consejos que te hemos dado, seguro que lograrás proteger tu cabello del frío. Ya sabes, mantener el pelo hidratado, cortarlo regularmente, reducir el uso del secador y, al salir a la calle, cubrirlo con un gorro o sombrero.

Deja un comentario

WhatsApp chat