5 Ideas para mantener la nutrición de tu cabello

Ideas para mantener la nutrición de tu cabello

Cuidar el cabello es parte de la rutina diaria de millones de mujeres alrededor del mundo que deben combinar esta actividad con el cuidado del hogar, la atención de los niños y la demandante vida laboral de la actualidad. Desde el secreto de la abuelita hasta los productos más innovadores del mercado, son muchos los recursos para mejorar su apariencia, pero no siempre nos ocupamos de su nutrición. Si ese es tu caso, este artículo es para ti.

Sigue estos cinco consejos de cuidado y verás los resultados

1. Procura evitar los colorantes artificiales que desgastan el cabello, pues contienen químicos peligrosos para tu salud. Si piensas cambiar o mantener tu estilo y decides tinturarlo, te recomendamos elegir colores de henna, son una alternativa natural y saludable a los tintes habituales, que se han asociado incluso con el aparecimiento del cáncer.

Recuerda que, por ser derivado de una planta, puedes usar los tintes de henna también durante el embarazo y la lactancia sin riesgos para tu salud o la de tu bebé.

2. Prepara una rutina de cuidado diario. Busca 10 o 20 minutos en tus ocupaciones para cepillarlo, usar aceites naturales o mascarillas para hidratarlo y aumentar su brillo. No necesitas lavarlo todos los días, al contrario: hacerlo desgastará el cuero cabelludo y podría volverse quebradizo.

Tus mejores aliados serán la banana, el aguacate, el aceite de coco, la miel y el limón. Puedes hacer combinaciones para aplicarlas por 20 minutos y retirarlas con una ducha tibia para garantizar su efecto.

3. Cuida tu alimentación e incluye alimentos ricos en omega 3, como pescado, mariscos, frutos secos y aceite vegetal. Esto no solo nutrirá tu cabello, sino que te dará resultados espectaculares en la piel y en las uñas. No olvides que, como dicen por ahí, somos lo que comemos y cuando cuidas tu salud, se nota de pies a cabeza.

Otro elemento que lo mantendrá vivo es el sol, pero no en exceso. Cuando tengas oportunidad, da una vuelta y disfruta de una tarde de verano.

4. Evita los productos que contienen demasiados químicos, incluso el shampoo y acondicionador que usas cotidianamente. Cuando los compres, elige artículos naturales o sin sal. Ahora puedes encontrar productos en barra, elaborados de manera orgánica y con grandes nutrientes para tu cuero cabelludo.

Cuando lo laves, recuerda no enredarlo con la espuma, eso puede causar resequedad al desenredarlo bruscamente; por contra, trata de dejarlo liso cuando apliques los productos de aseo. Otro consejo importante es que, a pesar de que la secadora y la plancha alisadora son importantes, su uso frecuente puede causarle daños a tu cabello.

5. Incluye elementos naturales al lavado. Por ejemplo, puedes poner un poco de bicarbonato de sodio a cada ducha capilar y evitar lavarlo a altas temperaturas, ya que esto abre los poros y puede causar su caída. Recuerda cortarlo frecuentemente y seguir los consejos de tu estilista para asegurar que tu esfuerzo por la nutrición de tu cabello dé resultados. No dudes en investigar todo lo que puede favorecer a tu tipo de cabellera.

Cada mujer es un mundo distinto y los resultados no serán iguales en el cuidado para lisos y ondas o cabellos maltratados por el uso de tinte, así que anímate a experimentar.

Si aplicas estos consejos y los conviertes en un hábito de cuidado, pronto verás cómo tu cabello será la envidia de todos por su brillo y color. No olvides que, más allá de la belleza, es importante cuidar la salud con productos amigables y biodegradables. Estos, por suerte, cada vez son más ofertados en los distintos espacios y nos dan opciones saludables y amigables con el medio para mantener el color o cubrir un par de canas.

Deja un comentario

WhatsApp chat